Bibliotecas, quesitas y jugo

Soñé que estaba en una universidad y que ponía todos los petates en una mesa larga de la bibliteca lúgubre y vacía para ponerme a trabajar en mi tesis ya avanzada. Apenas terminé de acomodar todo, entraban unas chicas y se sentaban en la misma mesa, hablaban fuerte y me ignoraban ocupadas en sus conversaciones. Les pregunté si se iban a quedar, pero no me contestaron… así que simplemente me cambié de mesa. Tuve que correr muchas sillas para ello, porque las otras mesas estaban muy pegadas, muy pesadas, muy incómodas.

Me compré unas quesitas en un kiosko que estaba dentro de la biblioteca, en un lulgar en donde los estantes en vez de libros tenían cositas para comer. Pregunté qué había para tomar: me dijeron Stella Artois, pero me cobraron un jugo que finalmente no me dieron. Lo reclamé cuando lo vi cobrado en el tiquet y entonces me lo entregaron: una suerte de Cepita de naranja de litro o algo así. Todo me salió casi $24 (me acuerdo por el cambio, pagué con $100).

Cuando ya tenía todo listo para ponerme a trabajar, las ideas creativas a mano, el lugar, la compu, los libros y apuntes, las quesitas, el jugo; me desperté con hambre y empecé a procrastinar. (Lo primero que hice fue escribir este mini sueño).

¿Qué dijeron?

Dejá un comentario.

Tenés que estar logueada/o para dejar algo dicho.

© Copyleft 2005-2011 | www.verox.com.ar | Hecho con Wordpress |
Contenido original de este blog bajo licencia

Creative Commons License